Matrimonio

El Sacramento del Matrimonio santifica la unión entre el hombre y la mujer y les provee de las gracias necesarias para llenar sus deberes de esposos y de padres cristianos.

Para recibir el Sacramento del Matrimonio es necesario preparar el expediente matrimonial (el conjunto de documentos civiles y eclesiásticos) y asistir al cursillo de novios, que es la catequesis de preparación a este importante Sacramento.

La parroquia ofrece asistencia para preparar la documentación y acompañar a los novios en su camino.

 

El sacramento del matrimonio es un gran acto de fe y de amor: testimonia la valentía de creer en la belleza del acto creador de Dios y de vivir ese amor que impulsa a ir cada vez más allá, más allá de sí mismo y también más allá de la familia misma. La vocación cristiana a amar sin reservas y sin medida es lo que, con la gracia de Cristo, está en la base también del libre consentimiento que constituye el matrimonio.

PAPA FRANCISCO, AUDIENCIA GENERAL, Miércoles 6 de mayo de 2015 leer