Cantos domingo misa 12:30

Domingo 25 de octubre

XXX del Tiempo Ordinario

ENTRADA

Reunidos en el nombre del Señor

Reunidos en el nombre del Señor

que nos ha congregado ante su altar,

celebremos el misterio de la fe

bajo el signo del amor y la unidad. (2)

Tú, Señor, das sentido a nuestra vida,

tu Presencia nos ayuda a caminar,

tu Palabra es fuente de agua viva,

que nosotros sedientos a tu mesa

venimos a buscar.

Purifica con tu gracia nuestras manos,

ilumina nuestra mente con tu luz,

que la fe se fortalezca en tu Palabra

y tu cuerpo tomado en alimento

nos traiga la salud.

OFERTORIO

Yo no soy nada

Yo no soy nada y de polvo nací,

pero Tú me amas y moriste por mí;

ante la cruz sólo puedo exclamar:

“Tuyo soy, tuyo soy”.

Toma mis manos,

te pido; toma mis labios, te amo;

toma mi vida, ¡oh Padre!

tuyo soy, tuyo soy.

Cuando de rodillas te miro Jesús

veo tu grandeza y mi pequeñez.

¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser;

“Tuyo soy, tuyo soy”

COMUNIÓN

Donde hay Caridad

Donde hay caridad y amor,

allí está el Señor. (2)

Una sala y una mesa, una copa, vino y pan;

los hermanos compartiendo

en amor y en unidad.

Nos reúne la presencia y el recuerdo del Señor,

celebramos su memoria y la entrega de su amor.

Invitados a la mesa del banquete del Señor,

recordamos su mandato de vivir en el amor.

Comulgamos en el Cuerpo

y en la Sangre que Él nos da,

y también en el hermano

si lo amamos de verdad.

Este pan que da la vida y este cáliz de salud

nos reúne a los hermanos en el nombre de Jesús.

Anunciamos su memoria, celebramos su pasión,

el misterio de su muerte y de su resurrección.

ACCIÓN DE GRACIAS

Cristo te necesita para amar

Cristo te necesita para amar, para amar,

Cristo te necesita para amar.

No te importen las razas

ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos

y haz el bien.

 

Al que sufre y al triste dale amor, dale amor,

al humilde y al pobre dale amor.

Al que vive a tu lado dale amor, dale amor,

al que viene de lejos dale amor.

Al que habla otra lengua dale amor, dale amor;

al que piensa distinto dale amor.

Al amigo de siempre dale amor, dale amor

y al que no te saluda dale amor

SALIDA

Dios te salve María