Deteneos y reconoced que yo soy Dios

Carta del Abad General OCist para el tiempo de epidemia

“Deteneos y reconoced que yo soy Dios”
Carta del Abad General OCist para el tiempo de epidemia

Queridos,
La situación que ha surgido con la pandemia del coronavirus me urge a buscar el contacto con todos ustedes a través de esta carta, como signo de que estamos viviendo esta situación en comunión, no sólo entre nosotros, sino con toda la Iglesia y el mundo entero. Como me encuentro en Italia y en Roma, experimento esta prueba en un punto crucial, aunque es evidente que la mayoría de los países en los que vivimos se encontrarán pronto en la misma situación.

seguir leyendo