Miércoles de Ceniza

ENTRADA

Perdóname, oh Señor

Perdóname oh Señor, mi mal y mi pecado

Perdóname oh Señor

perdóname oh Dios mío

Si olvido Tu Presencia todo se queda en nada

desde mi indigencia, a Ti yo grito

Qué grande es el mal, el mal que he cometido

que duro el corazón, aunque esté herido

No, no me abandones y dóname tu paz

toda mi vida sea: tu voluntad

IMPOSICIÓN DE LA CENIZA

Dios es fiel

Dios es fiel, guarda siempre su Alianza

libra al pueblo de toda esclavitud

Su Palabra resuena en los profetas

reclamando el bien y la virtud

Pueblo en marcha por el desierto ardiente

horizontes de paz y libertad

Asamblea de Dios, eterna fiesta

tierra nueva, perenne heredad

Si al mirar hacia atrás somos tentados

de volver al Egipto seductor

el Espíritu empuja con su fuerza

a avanzar por la vía del amor

El maná es un don que el cielo envía

pero el pan de hoy se cuece con sudor

Leche y miel nos dará la tierra nueva

si el trabajo es fecundo y redentor

Y Jesús nos dará en el Calvario

su lección Hágase tu voluntad

Y su sangre, vertida por nosotros

será el precio de nuestra libertad

Hombres nuevos

Danos un corazón grande para amar

danos un corazón fuerte para luchar

Hombres nuevos, creadores de la historia

constructores de nueva humanidad

Hombres nuevos que viven la existencia

como riesgo de un largo caminar

Hombres nuevos, luchadores de esperanza

caminantes, sedientos de verdad

Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas

hombres libres que exigen libertad

Hombres nuevos, amando sin fronteras

por encima de razas y lugar

Hombres nuevos, al lado de los pobres

compartiendo con ellos techo y pan

OFERTORIO

No me siento digno

No me siento digno de lo que haces por mí

Tú que amas tanto a uno como yo

Yo no tengo nada para darte a ti

pero si Tú quieres, tómame

Soy un poco de polvo que levanta el viento

soy como la lluvia que cae del cielo

soy como una paja que arrastra el huracán

si Tú conmigo, Señor, no estás

Contra mis enemigos Tú me haces fuerte

yo no temo nada y espero la muerte

siento que estás cercano, que me ayudarás

pero no soy digno de lo que Tú me das

COMUNIÓN

Caminaré en presencia del Señor (Sal 114)

Caminaré en presencia del Señor

Caminaré en presencia del Señor

Amo al señor, porque escucha

mi voz suplicante

porque inclina su oído hacia mí

el día que lo invoco

Me envolvían las redes de muerte

caí en tristeza y angustia

Invoqué el nombre del Señor

Señor salva mi vida

El Señor es benigno y justo

nuestro Dios es compasivo

El Señor guarda a los sencillos

estando yo sin fuerzas, me salvó

Alma mía, recobra tu calma

que el Señor fue bueno contigo

arrancó mi alma de la muerte

mis ojos de las lágrimas

mis pies de la caída

ACCIÓN DE GRACIAS

Hacia ti, morada santa

Hacia ti, morada santa

hacia ti, tierra del Salvador

peregrinos, caminantes, vamos hacia ti

Venimos a tu mesa, sellaremos su pacto

comeremos de su carne, tu sangre nos limpiará

Reinaremos contigo en tu morada santa

beberemos tu sangre, tu fe nos guiará

Somos tu pueblo santo que hoy camina unido

Tú vas entre nosotros, tu amor nos guiará

Tú eres el camino, Tú eres la esperanza

hermano entre los pobres. Amén, aleluya

ORACIÓN A SAN JOSÉ

Salve, custodio del Redentor

y esposo de la Virgen María

A ti Dios confió a su Hijo

en ti María depositó su confianza

contigo Cristo

se forjó como hombre

Oh, bienaventurado José

muéstrate padre también a nosotros

y guíanos en el camino de la vida

Concédenos gracia, misericordia y valentía

y defiéndenos de todo mal

Amén

SALIDA

Santa María del Amén

Madre de todos los hombres,

enséñanos a decir amén

Madre de todos los hombres,

enséñanos a decir amén

Cuando la noche se acerca

y se oscurece la fe

Cuando el dolor nos oprime

y la ilusión ya no brilla

Cuando aparece la luz

y nos sentimos felices

Cuando nos llegue la muerte

y Tú nos lleves al cielo